MADRID DESCONOCIDO: La Ermita de San Pelayo y San Isidoro.

Hola amigos! último día de Julio, calor intenso y secretillos por descubrir. Hoy os queremos acercar a un pedacito de Madrid que aunque está a plena vista... muchos no os habéis ni percatado, y es que a veces parece que andar entre ruinas, restos de muralla o zonas muy antiguas es casi una normalidad.

Nos referimos a La Ermita de San Pelayo y San Isidoro. Comor? no la he oído en mi vida! y eso dónde está? Tranqui, la conoces pero aún no te has ubicado. ¡sigue leyendo!

Parque del retiro, entramos por la puerta de O´donnell, pasamos la Montaña artificial et Voilá! ¿Qué son esas piedras que se ven ahí en medio justo antes de llegar a la Casita del Pescador? pues justo lo que andábamos buscando. Pequeñitas no son eh? Pero oye, desapercibidas si pasan.

Estos restos pertenecen a la iglesia de la que antes hablábamos, son de origen Románico Medieval y provienen de Ávila (Sí, resulta que la iglesia no es Madrileña y sí, habéis leído bien, es Románica) ¡Increíble pero cierto, Habemus Románico en Madrid!

Fotografías de Lourdes Cardenal.

La iglesia fue llevada a Madrid tras la desamortización de Mendizabal que después de dar muchas vueltas terminó en el parque del Retiro. Al lugar que quedó vacío en la muralla de Ávila se le llama El Atrio de San Isidro y se encuentra a extramuros.

Parece ser que la advocación primera de esta iglesia fue a Pelayo, niño Martir Cordobés, y San Pelayo se encontraba dividiendo dos barrios, el judío y la morería.

La iglesia data del Siglo XI ( más o menos, ya que no se sabe muy bien la fecha exacta) tendría una nave con cubierta en madera y un ábside semicircular del cuál a día de hoy, aún podemos disfrutar.

La construcción de la iglesia se realiza en mampostería ordinaria con piedra roja de Ávila, cuando hablamos de mampostería ordinaria hablamos de como están colocadas las piedras y es que deben adaptarse unas a otras lo más posible para dejar el menor porcentaje de huecos entre ellas y no necesitar apenas relleno.

Hasta 1062 la iglesia tenía como única advocación a San Pelayo, pero tras la muerte de San Isidoro, sus restos fueron llevados a esta iglesia tomando una nueva advocación, San Isidoro.

Y os preguntaréis: ¿pero como llegó a Madrid?. No pasa nada ahí va la historia. Resulta que Emilio Rotondo y Nicolau, (1849) ingeniero, peleontólogo y coleccionista empedernido, hijo del dentista de Isabel II (y por cierto uno de los grandes desconocidos que trajo la telefonía a España) la compró en Ávila ya en ruinas y se trajo a Madrid a su propio museo lo restos arqueológicos, el Museo Prohistórico, cuyos fondos pasarían después a formar parte del Museo de San Isidro y del Museo Arqueológico de Madrid. Por cierto, el museo se encontraba donde hoy se continúa la sede de las Escuelas Aguirre, más conocida como La Casa Árabe. La Iglesia fue comprada tras la desamortización de Mendizabal en 1884 en una subasta y posteriormente la vendió al estado que terminó cediendo la iglesia al ayuntamiento y este, la colocó en 1897 siendo alcalde de Madrid el conde de Romanones, en su ubicación actual, El Parque del Retiro de Madrid. Pero no os creáis que Emilio Rotondo pensó solo en vendérsela a Madrid, resulta que tambiéné estuvo en negociaciones con San Sebastian. Por cierto, una de las ubicaciones pensadas para el establecimiento de las ruinas de la iglesia fue el jardín del Museo Arqueológico Nacional pero el proyecto no prosperó, y como otras reliquias de nuestra historia también quiso ser trasladada a Ciudad Universitaria, pero no se realizó.

A día de hoy, Avila sigue reclamando su iglesia desde 2004 puesto que indican que no tiene una buena conservación, y las plantas crecen descontroladas en sus inmediaciones, y que la gente... es un poco cerdis de toda la vida y está todo lleno de basura. Nosotros pasamos ayer mismo y tienen una cinta de protección en sus inmediaciones, que es como tratar de ponerle puertas al mar pero bueno, a alguno le disuadirá en su labor vandálica (o eso queremos creer)

Esperamos que os haya parecido interesante la historia de este pedacito de Madrid curiosamente tan desconocido.


Posts  
Recientes