La Plaza de la Cebada.

Hoy que hemos realizado varias rutas por La Latina y Lavapies, me he acordado de un acontecimiento que en la zona ocurrió, y no es ni más ni menos que el primer ahorcado públicamente en la historia de Madrid.

Pongámonos en situación: Plaza de la Cebada, donde actualmente se encuentra el mercado homónimo y el campo de la cebada y estamos en el año 1789 exactamente un caluroso día de agosto.

A veces no conviene ser el primero en algo: Juan Pablo Pérez fue el primer ahorcado en la Plaza de la Cebada. Pérez, un cirujano charlatán de muy mal genio y de turbias entendederas, intentó asesinar al conde de Floridablanca a la puerta de la cámara del Infante Don Antonio.

Se acercó de improviso y le asestó dos tremendas puñaladas; menos mal que acudieron a tiempo los lacayos del conde y le salvaron la vida. El día anterior, Pérez, entregó un memorial a la reina, al tiempo que le tiraba del vestido y le decía palabras irreverentes, y es que parece ser que Floridablanca no había querido recibirle, lo que fue la causa del atentado.

Juzgado con extrema prontitud, el tribunal sentenció que se le cortará la mano derecha y fuera ahorcado. Fue el primer ahorcado en la Plaza de la Cebada donde dio, para su desgracia, buen espectáculo. Cuando el verdugo le colocaba la cuerda alrededor del cuello, Pérez le animó con un "¡Arre!" y éstas, fueron sus últimas palabras.

Por cierto, también allí se ahorcó, a Rafael de Riego, como podéis leer en la placa que os dejo a continuación.

¡Espero que te gusten nuestras curiosidades, si es así COMPARTE por las redes sociales!

#plazadelacebada #lalatina #ahorcado #madrid

Posts  
Recientes